miércoles, 27 de enero de 2010

Analizando...

Bueno, yo creo que de vez en cuando hay que actualizar el bog, y es en esos momentos en los que la memoria se te abre y se empiezan a salir todas las ideas que tenias, todos esos temas sobre los que habias pensado escribir algun dia, todo se sale, y lo mejor que puedes hacer antes de que se pierda es escribirlo tan rapido como puedas. Pero el problema que tiene escribir, es que una vez que empiezas ya casi no puedes parar.Porque cada recuerdo, te lleva a otro recuerdo, y así continuamente hasta que te das cuenta de que has escrito un monton. Y todo eso casi sin darte cuenta.
Hoy me he puesto a pensar lo mucho que echo de menos España. La verdad es que ahora que se acerca el final de mi etapa en alemania lo pienso muy a menudo.
Pero cuando más pienso en España es cuando alguien nos viene a visitar, cuando voy de vacaciones con mis primos, en esos momentos que estas con la familia que tanto tiempo llevas sin ver. El texto que viene ahora no lo he escrito hoy, ni ayer, lo escribi a principios de mes, despues de pasarmelo genial con Cris, que estubo pasando unos dias en Alemania (si, es posible pasarselo genial en alemania, incluso sin saber aleman).Muchas gracias por esos dias Cris, espero que vuelvas pronto.Un beso muz fuerte.


Llevo dos años y medio en Alemania y aunque parezca mucho tiempo, se pasa muy, muy rápido. El que haya estado en el extranjero tres o cuatro años como yo pues lo sabrá, que al principio parece que el tiempo no pasa, pero cuando va llegando el final, el principio parece que fue ayer. Aunque a la vez el principio te parece muy lejano, porque las cosas han cambiado mucho, ya nada es como era antes.
Lo mejor de estar tres años fuera de España, es el volver. Cuando te toca volver tienes muchísimas ganas, pero también te da pena irte de donde estas. Yo en Alemania he conocido a mucha gente, gente totalmente diferente a los españoles, con una cultura que no se parece en nada a la nuestra y la verdad es que después de TRES años les coges cariño, pero el cariño que yo tengo a España y a la familia que tengo allí y a toda la gente que en algún momento de estos tres años se ha acordado de mí, es irremplazable.
Eso no quiere decir que no tenga cariño a Alemania, porque claro que he cogido cariño a estar aquí pero España siempre será MI ESPAÑA.
Puede que todo esto sea un poco difícil de entender para la gente que no ha tenido esta experiencia porque lo que he sentido al estar lejos de la familia y los amigos no lo había sentido nunca y solo lo puedes sentir una vez que lo has vivido. También puede ser que sea un poco difícil de entender porque no sé muy bien cómo explicarlo, pero es que explicar algo así es muy difícil.
Una vez que sales de España te das cuenta que hay mucho mundo fuera y de que es totalmente diferente. Mucha gente me dirá que en España también la gente es diferente, los del norte de los del sur y todo eso, pero es que Alemania es totalmente diferente, la forma de vivir, el día a día, las ciudades, el tiempo, la gente y sus costumbres, etc.
Creo que después de casi tres años aquí estoy capacitado para poder explicar la forma de vida alemana, claro que la explico desde mi punto de vista y tal y como yo la he vivido, porque mi madre me dirá que ella la ve de otra manera, al igual que mi padre. Despues de tres años cada persona tiene una vision diferente de lo que ha ocurrido en ese tiempo. Si todos vieramos lo mismo, el mundo sería demasiado aburrido.

Un abrazo.
Pablo Santos

3 comentarios:

Jorge dijo...

Ya te he comentado personalmente mis impresiones sobre tu entrada, pero aún así añado este comentario en el blog.
Como bien dices los sentimientos ante la vuelta a nuestra España son contrapuestos. De un lado supone volver a casa, reencontrarnos con nuestros amigos de allí y reunirnos, con más frecuencia, con la familia. Pero al mismo tiempo dejamos muchos y buenos amigos aquí en Alemania, amigos con los que hemos compartido momentos únicos tratando de hacerles ver España a través nuestro y de querer Alemania a través suyo. Si bien al principio fue duro, creo que nuestra estancia en Alemania ha sido -está siendo- beneficiosa y la experiencia, en todos los sentidos, será también beneficiosa en nuestro futuro. Al menos así lo espero.

Ana dijo...

¡Me encanta!
Me alegro de que seas capaz de sacar tantas cosas buenas de esta experiencia, incluída la de crear y escribir en tu blog, el cual, muy probablemente, no hubieras creado.
Es cierto que hay sentimientos que son difíciles de explicar a aquellos que no han compartido una experiencia igual.
La conclusión que yo saco de todo esto es que tanto España como Alemania tienen cosas buenas y malas y lo mejor es poder conocerlas personalmente para poder opinar, ya que muchas veces nos engañan con cuentos chinos, y también para darnos cuenta de que ni Alemania, ni los Alemanes son perfectos y que tampoco España y los españoles somos los peores.

No dejes de escribir, disfruto leyéndote.
Besos, Ana.

Álvaro Santos dijo...

Sigue abriendo ese tarro de ideas que llevas en la cabeza y deja que se queden pegadas al papel o al teclado. Me quedo con tu última frase: en la diversidad está la diversión. Alguien lo expresó una vez de forma casual, equivocando ambos térmnos: "Diversión de opiniones". Abrazos. Sigo estudiando fechas y permisos para plantificarme allí y hacerlos la vida más Münsteruosa.

NBA Heat Team Card